sábado, 6 de febrero de 2016

Perros que detectan enfermedades.



Cuando decimos que los perros son increíbles no nos damos cuenta de lo realmente maravillosos que son.

Hace unos días leía una noticia en la que un perro, si es entrenado para ello, es capaz de detectar el cáncer de próstata hasta cuatro veces mejor que las pruebas médicas, y se dice que con una gran precisión (hasta un 90%), en algunos casos.
Esta es la conclusión a la que han llegado unos investigadores británicos después de trabajar con perros específicamente entrenados y conocidos como Medical Detection Dogs.
Estos perros pueden detectar células cancerígenas en muestras de orina con gran precisión e incluso oler que una persona tiene cáncer antes de que empiecen a manifestarse los síntomas.
Según indica Betsy Duncan Smith, una de las administradoras de la asociación Medical Detection Dogs, que por cierto, dicha organización tiene carácter totalmente benéfico, se gasta mucho dinero en realizar pruebas médicas con las que finalmente no se consigue mejorar su fiabilidad. En cambio, con los perros se obtienen buenos resultados constantemente.
Tal y como indica esta asociación en su web, ayudan tanto a la ciencia a desarrollar nuevos métodos para detectar el cáncer como para aportar un segundo test para un cáncer que es complicado de detectar de forma fiable.
Precisamente, a partir de estos estudios se está desarrollando una “nariz electrónica” (ChemPro 100 eNose) que puede detectar el cáncer de próstata con un 80% de precisión en una muestra de orina (noticia publicada en el Journal of Urology), aunque todavía está en las fases iniciales de desarrollo.

Esta no es la única noticia en la que se demuestra que los perros tienen una gran capacidad para detectar enfermedades y síntomas de éstas: pueden detectar ataques epilépticos, tienen una sensibilidad especial con personas con discapacidades, con ancianos, niños, etc.

En otras ocasiones, se han hecho estudios sobre la gran capacidad que tienen los perros para detectar niveles bajos de azúcar en sangre de los diabéticos (hipoglucemia).
Dichos niveles no se pueden prevenir, aunque si que aparecen síntomas como mareos y sudores que hacen presentir que algo no va bien.
Según varias estadísticas, se ha demostrado que aquellos perros que conviven con personas diabéticas ladran, aúllan o lamen a su dueño cuando está teniendo una bajada de azúcar.
No se sabe exactamente lo que detectan, pero se intuye que es el olor que se desprende durante una hipoglucemia, ya que los perros poseen entre 200 y 300 millones de receptores olfativos, mientras que los humanos sólo 5 millones.
Por ello, se ha empezado a entrenar a perros para que detecten las hipoglucemias y así poder ayudar a personas diabéticas y se distingue entre:

-    Perros de Alerta: son aquellos que detectan los niveles bajos de azúcar

-    Perros de Respuestas: son los que pueden no detectar la variación en el nivel de azúcar pero que ayudan al diabético a traerle medicación o bien avisan a otra persona para que pueda ayudarle, ya que los casos extremos de hipoglucemia pueden ocasionar la muerte. Estos perros son los más fáciles de entrenar, ya que no necesitan ninguna habilidad en especial.

¿Son o no maravillosos los perros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada