sábado, 6 de febrero de 2016

El trastorno obsesivo compulsivo en perros es similar al de humanos



Una investigación reciente muestra que las anormalidades estructurales del cerebro de perros con trastorno obsesivo compulsivo son similares a las que se encuentran en cerebros de humanos con el mismo problema.

La investigación llevada a cabo por veterinarios de la Escuela Cummings de Medicina Veterinaria en la Universidad de Tufts e investigadores de Centro de Imagenología McLean en el Hospital McLean, en Belmont, Massachussets.

Las personas que sufren de trastorno obsesivo compulsivo presentan comportamientos repetitivos y/o pensamientos persistentes que interfieren con sus vidas normales. Los perros con la misma enfermedad también presentan comportamientos repetitivos (no podemos saber nada acerca de sus pensamientos) como chuparse la piel de los flancos, perseguir sus colas y mordisquear cosas.

Hasta ahora se sabía que los perros con esta enfermedad presentan características conductuales similares a las de las personas enfermas, responden de manera similar a los medicamentos y su trastorno tiene una base genética. Esta nueva investigación muestra que, además, las anormalidades estructurales del cerebro son similares entre perros y personas con trastorno obsesivo compulsivo, por lo que el estudio de la enfermedad en perros ayudará a conocer mejor la enfermedad en humanos.

Además, este descubrimiento ayuda a comprender mejor que un perro que se comporta de manera inadecuada no siempre es un "perro malo", como se acostumbra a pensar. Muchas veces las causas de comportamientos caninos inapropiados tienen bases biológicas y debieran ser tratadas clínicamente, antes de apelar a supuestos pero erróneos modelos etológicos como la idea de la dominancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada