sábado, 6 de febrero de 2016

Bobby, el terrier que pasó 14 años custodiando la tumba de su amo



Bobby era el pequeño terrier de John Gray, un policía de Edimburgo. Era muy querido en el barrio, pues su dueño le había enseñado a hacer cantidad de trucos que volvían locos a todo el mundo. Pero desde que muriera John, en 1858 a consecuencia de una tuberculosis repentina, tan solo podía vérsele junto a su lápida, la cual custodiaría durante los 14 años que siguió viviendo. Solo se separaba de ella para cobijarse de la nieve y para conseguir algo de agua y comida.

Con el tiempo Bobby se convertiría en una leyenda local, por lo que todo el mundo iría a llevarle comida y a asegurarse de que se encontraba bien. Bobby murió en 1872 sobre la tumba de su amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada